La Generalitat nombra maestra artesana alimentaria a Rosa María Gotés del horno Gotés-Tot Teca de Sabadell

Retrat Rosa Maria Gotés i saballuts

La Generalitat de Catalunya reconoce la larga trayectoria como maestra artesana alimentaria a la panadera Rosa Maria Gotés, del Horno Gotés-Tot Teca de la calle Sant Pau de Sabadell. El conseller en funciones de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Jordi Ciuraneta, acompañado del director general de Alimentación, Calidad e Industrias Agroalimentarias, Joan Girona, y del director general de Agricultura y Ganadería, Alfons Vilarrasa, preside el 19 de noviembre la entrega de diplomas de Maestros Artesanos Alimentarios del año 2014, y el premio al Mejor Joven Artesano Alimentario Innovador de los años 2014 y 2015, en una ceremonia  en el Pacio de Pedralbes de Barcelona.

En esta edición se rinde homenaje a 29 artesanos alimentarios, 10 de los cuales son panaderos. Se da el hecho que Rosa María Gotés és la única   panadera artesana que recibirá este reconocimiento de todo el Vallès (Occidental y Oriental), ya que la otra panadera galardonada trabaja en Barcelona. Este galardón valora “a los artesanos de Catalunya que reúnen determinados méritos de creatividad y conocimientos en el campo de la artesanía alimentaria en alguno de los oficios que  especifica el Decreto, han ejercido como artesanos alimentarios durante un período mínimo de quince años y disponen del carnet de artesano alimentario”, según detallan desde el departamento Agricultura.

Maestraje excepcional

Por lo tanto, la entrega del diploma significa “el reconocimiento del maestraje excepcional con el que el artesano ejerce su oficio, por lo que solo podrá ser otorgado a personas que pueden acreditar una larga trayectoria profesional reconocida, dominio técnico de su oficio, experiencia y méritos de carácter extraordinario” en la práctica del oficio, según las mismas fuentes. El diploma tiene carácter vitalicio, sin perjuicio de que pueda ser revocado, con incoación de procedimiento, de oficio.

Rosa Maria Gotés, panadera de segunda generación y con más de 30 años de oficio, se ha mostrado muy satisfecha de la decisión de   la Generalitat porque es un reconocimiento “a muchos años de trabajo que ya empezó mi padre. Trabajo con mucha vocación y dedicación para elaborar un  pan de calidad y saludable, con los mejores ingredientes, respetando la tradición, pero aportando innovación”. Des de la agencia   dECOmunicació queremos felicitarla por su excelente trabajo diario y el fuerte compromiso con la artesanía alimentaria y la apuesta por un delicioso pan.

Deja un comentario

Tu email nos erá publicado. Los campos marcados son obligatorios